Plan Especial de Ordenación Urbana de Zorrotzaurre

Plan Especial de Ordenación Urbana de Zorrotzaurre

El 29 de noviembre de 2012 el Ayuntamiento de Bilbao ha acordado la aprobación definitiva del Plan Especial de Ordenación Urbana de Zorrotzaurre.

Aprobado inicialmente el 9 de noviembre de 2011, el Plan ha contado con dos periodos de exposición pública. El primer de ellos se desarrolló del 29 de noviembre de 2011 al 26 de enero de 2012, recibiéndose un total de 38 alegaciones. El segundo periodo tuvo lugar del 9 de junio al 2 de julio de 2012, recibiéndose 10 alegaciones.

Como resultado de las distintas alegaciones recibidas, se han realizado diversas modificaciones respecto al planeamiento inicial, muchas de ellas pequeñas y algunas de mayor calado, siendo las más importantes:

– El mantenimiento del antiguo edificio industrial denominado “Papelera”, situado en la Ribera de Deusto, para su nuevo uso como equipamiento cultural.

– La eliminación de la central de calefacción (District Heating), pasando la parcela de San Ignacio donde estaba prevista su ubicación a ser de equipamiento público.

Plan Especial definitivo

El Plan Especial de Zorrotzaurre se basa en el Master Plan diseñado por la prestigiosa arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid (Premio Pritzker 2004) al que se han incorporado las distintas aportaciones de vecinos, asociaciones y partidos políticos, realizadas a lo largo de todo el proceso.

Con todo ello, se ha diseñado un lugar para vivir, trabajar y disfrutar, en un ámbito total de casi 84 hectáreas, que se divide entre los 609.110 m2 del suelo del futuro Zorrotzaurre (Zona Mixta), los 213.441 m2 del canal de Deusto y las parcelas de Idom e IMQ (16.229 m2).

La apertura del canal creará una isla

El principal elemento del plan es transformar Zorrotzaurre en isla. A partir de esa idea, todo el proyecto trata de potenciar el carácter de isla y desde muchos aspectos: el nuevo canal de Deusto completado, los bordes de agua convertidos en paseos, los usos junto al canal (zonas verdes, equipamiento escolar, deportivo y cultural), así como la disposición de los edificios de viviendas en lajas perpendiculares a la ría y al canal, a fin de que se tenga siempre la visión del agua.

La apertura del canal, cuyas obras ya han comenzado, viene determinada por los distintos estudios hidráulicos realizados que han confirmado la necesidad de abrir el canal para minimizar el riesgo de inundaciones en Bilbao. Los efectos positivos de la apertura del canal llegarán hasta el Casco Viejo.

El nuevo Zorrotzaurre

Dos tercios del nuevo Zorrotzaurre (Zona Mixta) tendrán un uso público, incluyendo 154.066 m2 de espacios libres y 93.537 m2 en parcelas para dotaciones públicas, en las que se ubicarán los distintos equipamientos (educativos, sanitarios, deportivos y culturales).

El futuro Zorrotzaurre tendrá una mezcla de usos (viviendas, oficinas, comercio y equipamientos públicos y privados) lo que favorecerá un desarrollo urbano equilibrado y la reducción de la movilidad. Para lograr una adecuada mezcla de usos, las actividades económicas supondrán el 25% de lo que se va a construir.

El Plan prevé la construcción de 5.473 viviendas (la mitad VPO o tasadas y la otra mitad libres) y 202.129 m2 construidos para actividad económica, lo que permitirá que en Zorrotzaurre existan alrededor de 6.000 puestos de trabajo.

Los barrios de San Ignacio y Deusto se prolongarán hasta el canal, descubriendo el agua, y dispondrán de un paseo de ribera con una anchura de 20 metros, que conectará con el parque de Botica Vieja.

En la isla habrá dos nuevos barrios autosuficientes, uno en cada punta. En ambos existirá una mezcla de actividades: vivienda, comercio, oficinas, equipamientos públicos, lugares de ocio, etc.

Entre ambos barrios y en el entorno de la iglesia de San Pablo, donde actualmente está la mayoría de los edificios de viviendas, se creará una zona especial, un “casco viejo”, donde se mantendrá el carácter del barrio existente.

Estructura urbana

Se ha diseñado una red viaria muy sencilla, basada en una avenida central con anchas aceras y un carril-bici, en la que se instalará también el tranvía que recorrerá toda la isla y contará con cuatro paradas. En cada punta de la isla existirá un circuito viario sencillo que permitirá entrar y salir rápidamente de la isla.

Para las conexiones con los barrios vecinos, se construirán tres puentes: uno con Deusto, otro con San Ignacio y un tercero con Zorrotza y que será móvil, para garantizar la navegabilidad de la ría hasta el Museo Marítimo. Además, habrá un cuarto puente que servirá para que el tranvía se introduzca en Zorrotzaurre desde el Ensanche.

La actividad económica se concentrará en el parque tecnológico urbano, que se repartirá entre las dos puntas de la isla y junto a los puentes para favorecer su accesibilidad.

Se conservarán 19 antiguos edificios industriales, repartidos por todo el ámbito, para darles nuevos usos,